La experiencia del cliente puede verse afectada por muchas variables que escapan a su control. Sus agentes pueden marcar la diferencia entre mantener el interés de los clientes con calma y empatía o hacer que las situaciones se conviertan en conflictos. Descubra cómo sus agentes pueden calmar situaciones tensas.

ES
Ir al contenido